Concluye Tijuana Innovadora programa piloto al interior del Centro de Tratamiento para Adolescentes

Concluye Tijuana Innovadora programa piloto al interior del Centro de Tratamiento para Adolescentes

18 de diciembre de 2015

Con el propósito de incidir de manera positiva en la conducta y actitud de jóvenes internos del Centro de Tratamiento para Adolescentes (CTA), el Movimiento Tijuana Innovadora a través de Casa de las Ideas, implementaron el programa de Desarrollo Psico-Creativo, consistente en talleres de artes plásticas, literatura, teatro y hip hop, con enfoque de prevención social de la violencia.

El proyecto tuvo lugar gracias a la convocatoria hecha por la Dirección de Prevención del Delito y Participación Ciudadana de la Dirección de Seguridad Pública Municipal, y su titular Carmen Yolanda Navarro y el financiamiento de PRONAPRED, para integrar una propuesta de cursos artísticos y psico-educativos. Así como la colaboración de Juan Pedro Quezada, director del CTA.

El director de Casa de las Ideas, Francisco Orozco Díaz comentó que se conformó un equipo de artistas, psicólogos y gestores culturales, que trabajaron coordinadamente durante un periodo de cuatro meses con talleres artísticos, educativos y terapias psicológicas individuales, el cual tuvo a un total de 66 beneficiados, sobrepasando con ello la meta original de 60.

“Lo que se pretende con este proyecto, es que cuando los jóvenes regresen a la calle, tengan una visión distinta de su comunidad y que puedan convivir en una mejor armonía con la sociedad”, detalló.

Agregó que este programa no se quiere dejar en el pasado, sino que se planea regresar de manera constante al Centro de Tratamiento para Adolescentes para dar seguimiento, aprovechando que ya se hizo todo un trabajo de planeación y diseño de un proyecto que si arrojó resultados positivos.

Asimismo, informó que se consiguió un cambio de mentalidad en los jóvenes, como en el caso de algunos que ahora se están proponiendo a ir a las comunidades para hablar sobre su experiencia con el fin de hacer prevención con otros muchachos de colonias vulnerables.

Por un lado buscamos desarrollar en los jóvenes cierta sensibilización artística que les ofreciera una herramienta de expresión emocional y por otro, brindar un acompañamiento psicológico que posibilitara a cada chico y chica la reconciliación consigo mismo, con la familia y con la sociedad, abundó.

Por su parte la psicóloga Adriana Chávez, quien fungió como la coordinadora de los talleres, compartió un poco sobre lo que se presentó durante los dos tipos de sesiones que se llevaron a cabo durante todo el programa, las cuales pueden dividirse en dos grandes grupos, las artísticas y las psicológicas.

 

“En las psicológicas, que más bien fueron en grupos psicoeducativos, se trataron temas de autodesarrollo, mientras que en las artísticas se vieron aspectos un poco más técnicos, para que ellos aprendieran lo básico de ciertas disciplinas. Al final del día, el arte era el medio no el fin. El fin era el autodesarrollo personal de cada quien tanto en lo individual como en lo colectivo”, agregó.


Los miembros del equipo de instructores recibieron un reconocimiento por trabajar de la mano con  el Movimiento Tijuana Innovadora, en un proyecto de impacto social que puede ser modelo a nivel nacional. Los talleristas fueron: Alberto Soto Navarro, Daniel Mondragón Ruiz, Adriana Chávez Urías, Carlos Balderas Rivas, Adam Jacob Flores Barba y Roberto Castillo Udiarte.