Agua de rehúso para evitar escasez del vital líquido avecinada para 2030

Agua de rehúso para evitar escasez del vital líquido avecinada para 2030

12 de julio de 2017

La Comisión Estatal de Servicios Públicos de Tijuana (CESPT) presentó proyecto de viñedo regado con agua de rehúso para mostrar beneficios de su utilización.

Tras la necesidad de cuidar el agua de la región bajacaliforniana y optimizar el servicio público, el coordinador empresarial de la CESPT, Jose Manuel Sánchez, puso en marcha este proyecto que tiene como objetivo “demostrar que el agua tratada es benéfica en la agricultura”, dando ventajas notables en diferentes cultivos californianos.

Más del 80% de industrias han aceptado aprovechar el agua de rehúso, debido en buena medida a tratarse de una opción 93% más barata en relación al agua potable, costando alrededor de $4.02 pesos por metro cúbico

“El agua de rehúso puede ser usada en todos sus procesos, en los riegos, en las zonas verdes de la ciudad, y es importante comenzar a aprovecharla, porque para 2030 se duplicará la zona costa y comenzará a escasear. La gente no sabe que se está acabando, estamos en sequía. Creemos que porque abrimos la llave y sale siempre agua nunca se va a terminar, pero si no actuamos vamos a tener serios problemas de abastecimiento”, declaró.

En ese sentido, Sánches platicó que el proyecto consiste en “promover el uso de las aguas tratadas, principalmente en la industria, y así establecer redes de distribución que no existen. Lo único que estamos haciendo es aprovechar un recurso que se está tirando al mar, cuando podríamos emplearlo”, apuntó el coordinador empresarial de la CESPT.

La respuesta y la aceptación del proyecto ha sido favorable, habiéndose difundido la propuesta a diversas industrias y se ha producido el primer vino con vid regada con agua tratada, cumpliendo con todos los requerimientos necesarios para su comercialización.

Para finalizar, José Manuel Sanchéz mencionó que “se está trabajando más que nunca, ante la crisis de escasez que estamos viviendo, un problema persistente en nuestra región, pero que nos estamos haciendo más conscientes en cuidar el agua y aprovecharla”.

Redacción por Nayeli Miranda, con fotografía de Rigo Domínguez

POPUP