Trabajan en Tijuana con Grafeno, “el material de Dios”

Trabajan en Tijuana con Grafeno, “el material de Dios”

09 de febrero de 2017

El fundador y director del Instituto Mexicano del Grafeno, Marco Alfonso Lepe Cisneros habló un poco sobre este material no tan conocido, así como las características que lo hacen tan especial y beneficios que su uso ofrece.

Invitado al Ágora Tijuanense de Tijuana Innovadora, Lepe Cisneros comentó se trata de un material que ya se encuentra en prácticamente todas partes, situación que le permite contar con aplicaciones muy variadas, como por ejemplo en implantes, tejidos, electrónica, resistencia a la fricción, en el área textil, la náutica, el recubrimiento de metales, entre otros.

“Alguien se ha atrevido a llamarle “el material de Dios”, y eso es porque el grafeno puede ser utilizado en todas partes de la creación” dijo. “Además, cada día se están descubriendo nuevas formas de producirlo, siendo la más reciente de ellas que se a través del aceite de soya”.

Destacó que actualmente y desde hace ya algunos años en Tijuana se está trabajando con grafeno, mencionando como ejemplo de ello que se han venido desarrollando procesos en beneficio de la industria espacial para la empresa Omni Metal, ubicada en la ciudad de Los Ángeles, California, en los Estados Unidos.

Por otro lado, agregó que tanto empresas de Estados Unidos como de diversos países de Europa ya están utilizando este material; GRAVA de España se dedica a hacer baterías de grafeno; Smart Materials desarrolla materiales de hormigón con grafeno; y en Los Ángeles se realiza el recubrimiento de metales con zic electroles y grafeno, dándole características muy diferentes al producto, por mencionar sólo algunas.

Para finalizar, el director del Instituto Mexicano del Grafeno exhortó a la juventud y al público en general a estudiar a fondo lo que es el grafeno y sus posibilidades, “porque dentro de la observación pueden venir ideas capaces de transformar nuestra comunidad con una verdadera innovación”.


Redacción por Nayelli Aguirre, con fotografía de Joél Velázquez

POPUP