Hay talento suficiente en Tijuana como para desarrollar la industria del videojuego

Hay talento suficiente en Tijuana como para desarrollar la industria del videojuego

09 de noviembre de 2016

Cuando la música de videojuegos incluía simple “soniditos” a partir de notas sencillas, una mujer japonesa, Nika Muranaka, irrumpió con orquesta e instrumentos, poniéndole música real a los antes sosos juegos, y redimensionando con ello esa redituable industria.

En el marco de Tijuana Innovadora, y ante una sala atiborrada de jóvenes y adultos seguidores de los videojuegos, Muranaka, quien es la autora de temas como “The Best is Yet to Come” del juego Metal Gear Solid y “Esperándote” para Silen Hill, ofreció la conferencia magistral “Mujeres en la industria del videojuego”.

La compositora platicó  a la audiencia cómo es que se convirtió en la primera en hacer música “de verdad” dentro de las aventuras y dramas de los videjuegos, “entonces era algo muy tonto, ni siquiera era música, tipo Mario Bros., entonces llegué yo y me dijeron, ‘¿deberas quires componer música para esto?’, y me contrataron y empezamos a hacerlo muy bien, con orquesta”.

Eso fue hace 20 años, recordó, volviéndose así Rika una musicalizadora imprescindible, componiendo, entre muchas tantas cosas, las diferentes entregas de Metal Gear Solid, serie de videojuegos que ha vendido más de 50 millones de copias.

Ahora Muranaka ha enfocado su talento al área de la realidad virtual y ha creado su propia compañía, y en ese tenor está trabajando ahora con la UCLA para desarrollar realidad virtual combinada con robótica, y por medio de un casco con electrodos brindar terarapias con personas que han sufrido lesiones cerebrales.

Ella ya perdió la cuenta de para cuántos videojuegos ha compuesto la música, pero platicó que en los últimos años se ha centrado en los aspectos alrededor de la producción, tras bambalinas, contratando orquesta, música y productores.

En su intervención reveló que tiene intenciones de emprender proyectos en Tijuana, en el área de las telecomunicaciones, la industria médica y la tecnología, “y una cosa que me interesa mucho es crear una incubadora  para niños y jóvenes, pues hay mucha gente muy talentosa, en las áreas de música,  ingeniería, diseño gráfico, programación de computadoras y todo eso”.

Dijo que en cuanto se concrete un acuerdo con inversionistas, lo arrancará sin pensarlo: “Por ejemplo, el hombre más rico del mundo está en el área de las telecomunicaciones, ¡y vive aquí!”, así que este país podría ser un centro de tecnología, tienen mucho potencial, y también gente muy trabajadora, y gente muy talentosa, especialmente en la música, buenos cantantes… y la comida está muy buena”.

Para el 2020, adelantó, la industria de los videojuegos estarán generando ingresos por 150 mil millones de dólares, ya que cada vez hay más gente interesada en esa profesión y en congresos como Comic-Con, que se realiza en San Diego, ve cómo va creciendo la efervescencia entre la gente de ambos lados de la frontera.

“Hay mucho talento joven, por eso quiero ayudar a fomentar nuevos negocios con esta nueva generación, me encantaría desarrollar una nueva compañía de videojuegos, traerlo de Japón para acá”, concluyó.