Llaman a reinventar el futuro en la región fronteriza México-EUA para diseñar soluciones

Llaman a reinventar el futuro en la región fronteriza México-EUA para diseñar soluciones

10 de noviembre de 2016

Tijuana, 10 de noviembre.- A reinventar el futuro en la región fronteriza llamó el secretario para Asuntos Internacionales y jefe diplomático del Departamento de Seguridad Interna de Estados Unidos, Alan D. Bersin analizando la problemática y diseñando soluciones en esta era global en que se necesitan enfrentar todos los retos de manera conjunta entre México y Estados Unidos.


En una conferencia magistral en el marco de Tijuana Innovadora 2016 Creativa, el funcionario estadunidense destacó que como generación futura, esa esa es su función y para lograrlo se debe de entender el grado en que México forma parte de una imagen globalizada, “durante los últimos 30 años ha experimentado una política social económica de lo más dramática en todo el mundo”.


Sin embargo, aseguró que el desarrollo que ha experimentado en los últimos 30 años es impresionante a medida que avanza hacia el futuro,  “México es la potencia número 13 del mundo y se convertirá en un líder al apoyar lo que suceda en los países latinoamericanos; entre Canadá y Estados Unidos formarán las bases de un grupo a nivel mundial, con relaciones comerciales de 1.3 billones en unidades internacionales de dólares en materia de comercio.


Se trata, dijo, de tres países que respetan el estado de derecho e intentan ser mejores democracias, “tenemos fronteras amigables a través de las cuales podemos hacer cruzar gente y productos comerciales sin problemas; también tenemos tres soberanías que nos representan, con cada una de sus respectivas divisas.


Sin embargo, refirió que debido a la independencia energética que posee la región fronteriza Estados Unidos-México, es necesario cambiar el medio ambiente, “todos somos fronterizos y todos somos norteamericanos, por lo que es necesario involucrarnos  y participar en los esfuerzos ante el futuro, para empezar a reinventar lo que es norteamérica”.


Debido a que ya se ha consolidado una relación de confianza y respeto de las respectivas soberanías, la línea fronteriza “va a ser menos importante que los flujos de norte a sur y de sur a norte, flujos de gente, de ideas, de imágenes, de capital y de mano de obra, se compartir música y alimentos, “es lo que nos une y lo que nos va a unir todavía más, cuando venga la futura generación”.


Recordó que en la frontera binacional conviven casi 15 millones de residentes mexicanos y estadunidenses desde Matamoros a San Diego y Tijuana, “como fronterizos tenemos que recordar siempre eso”, hace 25 año son existía una relación como la de ahora, y ahora se ha construido una relación completamente diferente”.


En 1993 existía una relación bilateral que generaba 80 billones de dólares que creció hasta casi 700 en materia de comercio entre los dos países, “pero lo más importante, entre San Diego y Tijuana se generó una plataforma compartida de producción, y me parece que nadie podría romper este enlace que hemos establecido”.