CICLISTAS DE LA UNIVERSIDAD DE HARVARD RECOLECTAN HISTORIAS FRONTERIZAS

 In Noticias

Con el fin de dar a conocer la realidad de la frontera entre México y Estados Unidos, un par de estudiantes de la institución educativa estadounidense visitaron ciudades vecinas de los dos países, esto como parte de su iniciativa llamada “Border Stories Proyect”.

Andrés Casares, estudiante de la carrera de Arquitectura y José Antonio Alfaro, estudiante de la Maestría en Administración Pública, culminaron este martes 25 de julio en la ciudad de Tijuana un viaje en bicicleta de 5 semanas que comenzó en la costa este de la unión americana.

“Estuvimos en Matamoros, Laredo, Nuevo Laredo, Ciudad Acuña del Río, Ciudad Juárez, El Paso, Nogales del lado de Arizona, Nogales del lado de Sonora, Tecate, Tecatito, Mexicali, Calexico, Tijuana y San Diego”, comentó Alfaro.

De igual forma, el estudiante compartió que a lo largo del viaje pudieron identificar múltiples historias de personas que viven en la frontera, concretamente de casos de éxito de colaboración entre los dos países, material con el que buscan dar a conocer una narrativa que no caiga en el estereotipo de lo negativo, hablando únicamente de violencia, sino dé a muestra la vida e historias de quienes aquí viven de una manera accesible para todos.

Al respecto, Casares agregó que el método de transporte utilizado fue la bicicleta debido a que así es mucho más sencillo acercarse a la gente para conocer esas historias que humanizan y permiten entender la dinámica de las ciudades fronterizas.

“En Tijuana nos encontramos con una ciudad sumamente dinámica, diversa, con mucho empuje, con gente muy cálida. Una ciudad muy vinculada a Estados Unidos, pero que al mismo tiempo sigue representando mucho de lo que es México. Una ciudad con mucho talento, con historia, y nos sentimos sumamente bien acogidos por las personas que hemos encontrado”, afirmó.

Uno de los casos de éxito donde una asociación promueve la colaboración permanente entre dos ciudades de distintos países en miras de un bien común que los alumnos de Harvard tuvieron la oportunidad de conocer fue el de Tijuana Innovadora.

“Sólo puedo felicitarlos, y qué padre que hay gente buscando este impulso por mejorar las condiciones locales a través del arte y la creatividad, fomentando tanto el consumo local como el intercambio con San Diego y la misma Baja”, comentó Casares.

“Nos vamos muy contentos tras ver este empuje que don José y todo el equipo de Tijuana Innovadora ha hecho y cómo se ha visto materializado a través de las esferas de influencia en distintas áreas. Se ve que hay mucho trabajo detrás, muchas ganas de sacar adelante a Tijuana y posicionar una imagen positiva, que además está fundamentada en hechos, y con ganas de replicar esto en otros lugares de la República Mexicana”, concluyó.

Redacción por Rigo Domínguez, con fotografía de Noé González

Recent Posts

Leave a Comment

Start typing and press Enter to search